Expertos en ACTIVIDADes
team building, incentivos Y MOTIVACIÓN

Cómo ser un buen empleado

Autor Luis Ramirez
07/08/2013
Los objetivos de la formación empresarial

Siempre estamos dando consejos y trucos para convertirse en un buen jefe: cómo debe tratar a sus trabajadores, en qué debe mejorar, con qué técnicas puede tener mayor éxito. Sin embargo, nos olvidamos de que un buen jefe también necesita un buen trabajador, y para eso no tenemos tantas pautas. Estamos acostumbrados a que si hay algún malo en la película, siempre es el de arriba. Por si no es el caso, porque si lo que necesitamos es ser mejor empleado porque nuestro jefe ya pone de su parte, aquí unos pequeños consejos.

 

1. Compromiso y responsabilidad

En el caso de los jefes, y es importante que veamos siempre las dos caras de la moneda, el compromiso y la responsabilidad para con su empleado es darle la mayor confianza posible. De la misma manera que un buen jefe debe delegar en sus trabajadores y no desconfiar de ellos, el buen empleado lo que debe procurar es estar comprometido con su trabajo, cumplir con su deber y ser extremadamente responsable. Que nadie tenga que ir tras él para que haga su trabajo.

2. Iniciativa

Como consecuencia del primer punto, la iniciativa se puntúa. Siempre. Sí, nadie tiene que ir tras el buen empleado para que haga su trabajo, y además hay que confiar en él porque tiene intención de cumplir con su cometido, pero además debe salir de él mismo tomar parte en algunos aspectos del día a día. Es decir, si podemos echarle un cable a un compañero una vez adelantado nuestro trabajo, el jefe lo agradecerá. Asumir responsabilidades, dentro de unos límites, siempre es una buena idea.

3. Organización y puntualidad

Si quieres respetar tu trabajo, a tus compañeros y a todos los miembros de la empresa en la que trabajes, empieza por la puntualidad. En primera instancia, en tu hora de llegada (si después quieres marcharte, también, de forma puntual). En segunda, sé ordenado y entrega tu trabajo cuando debas, sin postergar, organizadamente. Además de cumplir contigo mismo, todos te lo tendrán en cuenta. Se trata de ser un poco autoexigente contigo: lo que te gusta que hagan contigo, hazlo.

4. Opina

Vinculada a la iniciativa, siempre es bueno que demos nuestra opinión, que ofrezcamos un poco de feedback con nuestros compañeros. El compromiso también tiene algo que ver: si damos opinión, estamos demostrando que nos interesa el trabajo, que queremos aportar cosas nuevas, que no nos conformamos con cumplir con nuestro horario y después desaparecer.

5. Honestidad

Muchas de las cualidades de un buen trabajador, son comunes a un buen ciudadano. La honestidad, que parece una virtud que le pediríamos a alguien de forma personal, también cuenta en el trabajo. Ser honesto con nosotros mismos y con los demás nos abrirá muchas puertas que, de lo contrario, permanecerán cerradas.

Obtén toda la información sobre incentivos para empleados

Luis Ramírez
Experto en eventos

No hay comentarios publicados
Deja tu comentario
* Nombre
* Email (no será publicado)
*
* - Campos obligatorios